Vidal prometió $22 millones para viviendas y un centro comunitario para mudar pacientes de un manicomio en ruinas ubicado en la localidad de Melchor Romero, La Plata, pero se la mandataria bonaerense concluye su mandato y no están ni las viviendas, ni el centro comunitario ni la plata.

Con el propósito de cumplir la ley de Salud Mental, que ya tiene 9 años, el gobierno provincial se había comprometido a utilizar un presupuesto de unos $22 millones este año para alquilar 12 viviendas y un centro comunitario para que unas 60 personas pudieran salir de su situación de encierro en el Hospital neuropsiquiátrico platense Alejandro A. Korn.

Sin embargo, la plata nunca apareció y tras la derrota electoral de los gobiernos nacional y provincial de Juntos por el Cambio, la mentira de Vidal hacia los internos y los profesionales de la salud comprometidos en el tema se convierte en incertidumbre. 

“El Subsecretario de Determinantes Sociales Hernán Forli, así como el actual Director de Salud Mental de la Provincia Javier Naveros y su antecesora Marta Suárez, entre otros, se encargaron de sabotear los alquileres de las viviendas para el Hospital A. Korn, mientras que otros sectores dentro del mismo ministerio aseguran que el dinero estaba disponible para ese fin. Y las personas siguen viviendo y muriendo en el Manicomio”, contó Astor Llanos, del Movimiento de Desmanicomialización de Romero.

De hecho, ante esta situación, hoy se realiza un festival en los alrededores del hospital para reclamar por las viviendas adeudadas y seguir insistiendo con el cumplimiento de la ley de Salud Mental.

Es que el año que viene se vencerá el plazo para que todos los hospitales neuropsiquiátricos del país cumplan con la norma. Desde el 2010 -año en que se sancionó la ley de Salud Mental (26.657)- a la fecha, 344 personas murieron encerradas en el manicomio Alejandro A. Korn de Melchor Romero.

Justamente el propósito de esa norma es sustituir para siempre a los manicomios, para que los pacientes pasen a ser atendidos en hospitales, centros comunitarios barriales y hogares asistidos.

Desde entonces, muy pocos hospitales psiquiátricos se han adecuado a la norma y el caso de Melchor Romero se destaca entre ellos por las pésimas condiciones de alojamiento. Eso llevó a que diferentes organismos de Derechos Humanos, como el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y el Movimiento por la Desmanicomialización en Romero (MDR), presentaran un amparo que terminó judicializando al nosocomio en 2014.

El manicomio Alejandro A. Korn

El año pasado, diferentes organizaciones sociales, de derechos humanos y de salud buscaron visibilizar las condiciones infrahumanas en las que se mantienen a parte de los usuarios del Romero. En esa oportunidad precisaron que el hospital “no cuenta con espacios abiertos o de recreación, ni espacios comunes (comedor, sala de estar, patio, SUM)”.

“Tampoco hay lugar para habilitar consultorios, vulnerando en este caso el derecho a la privacidad en las entrevistas. Es decir, no existen las condiciones mínimas con las que debe contar un servicio de internación para garantizar una adecuada atención en Salud Mental”, puntualizaron.

A su vez, denunciaron que el espacio no cuenta con la “capacidad suficiente para alojar ni siquiera las 26 camas ocupadas de las 34 ofertadas por las autoridades”.

“Esto da cuenta una vez más de las políticas de achicamiento y ajuste en el Sistema Público de Salud que implementa el Gobierno”, argumentaron, en lo que en realidad se incluyó en un reclamo general por la situación de salud en la provincia que deja Vidal, que según CICOP, en 2019 el área registró el presupuesto "más bajo de la historia".

Para graficar la situación, cabe mencionar que en solo una semana de noviembre, dos pacientes del hospital se suicidaron en la puerta de la institución provincia. “Si a cualquier ciudadano le llama la atención que dos personas se suiciden en la puerta de un hospital a menos de una semana de distancia, arrojándose debajo de un camión, cómo no vamos a preguntar nosotros sobre eso”, dijo una fuente de Tribunales.

Al investigar se encontraron un camino hacia la información “minado” por dificultades materiales y que se asocian con la etapa de transición por el cambio de gobierno en la Provincia y la consecuente renovación en el Ministerio de Salud. “No hay nadie en el Ministerio y en el Hospital, las autoridades no saben si van a seguir”, dijo la fuente, fulminante.

Fuente: Infocielo, Diario El Día, Política Argentina