"Como es de su conocimiento, la provincia de Buenos Aires presenta una difícil situación económica y fiscal, a lo que se agrega una discriminación de fondos que le corresponden desde hace años y que no se perciben", indicó la gobernadora, María Eugenia Vidal, en el primer párrafo del escrito que le hizo llegar a Emilio Monzó.

Remarcó, además, que "estos fondos que no se percibieron significan escuelas, hospitales, rutas, agua potable, cloacas, obras hídricas, que la provincia no tuvo ni tiene" y que "los ciudadanos de la provincia no pueden seguir esperando".

"Su esfuerzo ha sido solidario con el resto de los argentinos, pero no podemos seguir sosteniendo una situación de inequidad", insistió Vidal en su carta a Monzó, hombre de raíces en un distrito que recuerda a unas de las figuras más intransigentes al centralismo porteño del XIX, Carlos Tejedor.

"Esta situación -prosiguió Vidal- nos compromete a debatir y trabajar en alternativas viables que permitan a la provincia recuperar nuestros ingresos legítimos y poder iniciar el camino para responder a las necesidades que se presentan".

Por tal motivo, le pidió que "tenga a bien administrar los medios que se requieran para realizar el día jueves del corriente una reunión con los diputados de todos los partidos políticos que representan a la provincia en esa Honorable Cámara".

Recientemente los ministros de Gobierno y Economía de la provincia de Buenos Aries reunieron en la sede de la Gobernación a dirigentes de todos los espacios políticos con representación política en la legislatura provincial para oficializar las intenciones del Gobierno de reclamar fondos federales que la provincia perdió en los últimos años por distintos motivos.

Allí se los escuchó al ministro de Economía de la provincia de Buenos Aries, Hernán Lacunza, sostener que no había oficialmente ningún compromiso oficial de remitir fondos adicionales y al mismo tiempo adelantó: "Nosotros vamos por los 48.000" millones de pesos que representa el 10 por ciento de la recaudación estimada del Impuesto a las Ganancias, porcentaje que constituía el Fondo de Reparación Histórica del conurbano bonaerense, hoy congelado en 650 millones anuales".