La ex gobernadora María Eugenia Vidal volvió a tomar distancia de los sectores más duros del macrismo. En un encuentro en Córdoba, reconoció que la gestión de Cambiemos fue mala y "no cubrió las expectativas de los argentinos". "Hay que hacer autocrítico", aseguró. 

Sin explicar cuáles fueron los errores ni referirse a, por ejemplo, la política de endeudamiento feroz, Vidal tomó distancia de aquellos sectores amarillos que creen que durante el gobierno de Macri se hizo todo bien. Para Vidal, no hay un "primer tiempo" que habría que continuar.

Para la ex gobernadora, la gestión macrista "no gue suficientes para garantizar a los argentinos el bienestar que están pidiendo". Sin embargo, consideró que Juntos por el Cambio es "la única fuerza de la oposición que puede ser gobierno en este país”.

Por último, sorprendió un elogio de Vidal a su propia gestión y, sobre todo, a la de Axel Kicillof. “Se hicieron importantes transformaciones que hoy continúan con el actual gobierno de Axel Kicillof”, dijo. Es la primera vez que una dirigente macrista elogia a un gestor peronista.