A las amenazas telefónicas que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recibió en los últimos días, se le sumó un nuevo hecho intimidatorio. En una vivienda de su propiedad le dejaron un cartucho de escopeta.

El hecho fue revelado por el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari, que dijo que el hallazgo se produjo en una vivienda que la mandataria ya no utiliza.

Para el funcionario se trató de un "evidente hecho intimidatorio". Además, informó sobre nuevas amenazas por vía telefónica.

"Las amenazas recibidas fueron tres llamados telefónicos claros, en la misma línea del que acabamos de escuchar", dijo Ferrari tras escuchar una grabación de la llamada realizada el domingo pasado al 911, donde se advertía que iban a "explotar" al gobierno de Vidal.

"Anoche se agregaron dos (llamadas) más, a las 22 y a las 23 horas. Y un hecho trascendente que no está en los medios que es que apareció un cartucho de escopeta sin percutar en el garaje de la vivienda de María Eugenia Vidal que ella ya no utiliza", contó el ministro en diálogo con radio La Red.

Ferrari precisó que "uno de los vigiladores lo observó, no lo tocó e inmediatamente se participó del análisis de lo que era y, efectivamente, era un evidente hecho intimidatorio".

El funcionario vinculó estos episodios con "la decisión de la Gobernadora de luchar contra la corrupción y contra las mafias" en general, y dijo que "no sólo" hay que relacionarlo con la reforma de "la Policía", sino también con la del "sistema penitenciario, el de salud y el juego".

Una vez conocido el episodio, el presidente Mauricio Macri salió a respaldar a la mandataria bonaerense a través de las redes sociales. "Acompañamos a @mariuvidal en su tarea de sacar adelante la provincia de Buenos Aires. No nos van a parar", tuiteó.Por otro lado, Ferrari detalló que "hay algunas modificaciones que tienen que ver con la seguridad" de la mandataria, aunque resaltó que "la preocupación" de Vidal "nunca limita su convicción", por lo que "continúa con sus actividades como todos los días".

El ministro de Justicia confirmó luego que la primera llamada anónima al 911 fue emitida desde "la Unidad 9 de La Plata". "Habría algún grado de identificación. Lo que hay que entender es que, a veces, la persona (que hace la llamada) no necesariamente responde a un interés personal. Muchas veces estas cuestiones se mandan a hacer, por eso hay que investigar con mucha precisión qué es lo que hay detrás de este tipo de amenazas", concluyó.