La Gobernadora bonaerense y su “equipo” se pasarán tres días en Chapadmalal para repasar aspectos centrales de Gobierno y mirando a las elecciones próximas. Habrá un invitado especial: Jaime Durán Barba.

Por segunda vez en menos de cinco meses, la mandataría bonaerense, María Eugenia Vidal, y los miembros de su equipo se van de retiro espiritual a la costa argentina. El encuentro en la ciudad balnearia de Chapadmalal servirá para focalizar la gestión de los próximos dos años y para comenzar a delinear la estrategia de cara las elecciones 2019.

En este caso, Vidal evaluará si apuesta por un segundo mandato en la provincia de Buenos Aires o pone todas las fichas como candidata presidencial, si las variables de Mauricio Macri fallan y hace falta una postulación alternativa. Hasta se estudia una tercera posibilidad: Una PASO con el Presidente. Y por ello la presencia del guru preferido del Gobierno.

"Por ahora lo único seguro es que estamos hasta 2019. Y en eso vamos a trabajar", señaló un funcionario bonaerense que participa de la mesa política nacional, minimizando la posibilidad de reelección de Vidal.

Se hará, además, un estudio pormenorizado de los ejes estratégicos para los dos años que quedan hasta diciembre de 2019.

"Es un retiro del gabinete. Siempre tiene condimentos de gestión. Política. Metas. Es un examen para atrás y un proyecto para adelante pero María Eugenia aun no quiere ni mencionar la palabra re lección", agregaron desde la Gobernación.

En el encuentro de Chapadmalal estarán presentes la Gobernadora, su Vicegobernador Daniel Salvador, su Jefe de Gabinete Federico Salvai y su ministro de Gobierno Joaquín de la Torres, entre otros cuadros importantes como el ministro de Economía, Hernán Lacunza, y el de Seguridad, Cristian Ritondo.

El cierre del retiro político estará a cargo del consultor y guía espiritual de Cambiemos, Durán Barba.