El intendente de Villa Gesell, en provincia de Buenos Aires, Gustavo Barrera, lleva adelante un conflicto contra la cooperativa Cevigé, que se ocupa de administrar el servicio de luz en la ciudad balneraria. Por una deuda con la distribuidora Cammesa, el municipio podría quedarse si luz. 

"Cammesa le inció un juicio a la cooperativa, que en 2016 estaba saneada y que hoy debe más de 200 millones de pesos. Cammesa va a empezar a reducir la provisión de energía en un 10%, lo que se va a sentir en el consumo diario de las familias", reseñó el jefe comunal kirchnerista en diálogo con Primerando Las Noticias. 

"La cooperativa eléctica pasó a ser una sociedad anónima que manejan 4 vivos. Es una gestión muy mala. Nosotros pedimos la renuncia de Daniel Flores", insistió. 

La situación en la localidad es muy grave, porque además los tarifazos afectaron las posibilidades de los vecinos de afrontar boletas cada vez más caras. "A los tarifazos se suma este problema de la cooperativa. Estamos muy preocupados", reconoció Barrera. 

Por último, cuestionó al gobierno de María Eugenia Vidal: "Además de todo, tenemos la discriminación de la provincia. No tenemos ningún tipo de ayuda del gobierno de María Eugenia Vidal. Somos dejado de lado. Basta comparar la situación con Pinamar, un municipio de características similares a Villa Gesell. En el verano, hubo 850 policías en Pinamar y 350 en Villa Gesell. Somos discriminados permanentmente porque no somos del color político de la gobernadora", cerró.