La crisis económica desatada por las políticas del gobierno de Mauricio Macri viene afectando severamente a la industria nacional. El mercado automotriz es uno de los sectores que más sintió el derrumbe de las ventas.

En ese contexto, la empresa Volkswagen confirmó que paralizará su producción en la planta de Pacheco, en la provincia de Buenos Aires, donde se produce la camioneta modelo Amarok.

La decisión de la firma afecta a los 4 mil operarios de la fábrica. Según detallaron desde la empresa, las suspensiones están vinculadas a la caída de la demanda de automóviles, a lo que se suma que recientemente se dejó de producir el modelo Suran.

Según las estadísticas de Acara, la asociación que agrupa a los concesionarios, la venta de autos 0 km se desplomó un 54,5% en marzo frente al mismo mes de 2018 como consecuencia de la suba de precios de los distintos modelos, la caída del poder adquisitivo y las altas tasas de interés que encarecen el financiamiento.

La producción nacional, en tanto, registró un descenso del 41,1% en relación con el mismo mes del año pasado. Si se comparan los tres primeros meses del 2019 con respecto al 2018, se registró una baja del 30,7 por ciento.