La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires volvió a sesionar después de 6 meses de inactividad. Los diputados de la oposición responsabilizaron a Vidal de que la cámara baja bonaerense se encuentre tanto tiempo paralizada. Lo más relevante de la jornada fue la asunción de los nuevos legisladores.

Lo más relevante de la jornada fue la disputa dentro del peronismo bonaerense. Se discutió sobre horas previas y el criterio de reemplazo de los legisladores salientes.  El conflicto radicaba en la postura  de unos y otros sobre la ley de paridad debía respetarse.

Tras horas de deliberaciones, final ente los presidentes de los bloques resolvieron no hacer lugar a la decisión judicial, entendiendo que el cuerpo tiene la potestad de resolver estas cuestiones sin la intromisión de otro poder.

El conflicto estaba relacionado con una  medida cautelar que impedía la asunción de Cristina Vilotta como reemplazo de Juan Carlos Haljan, fallecido el 16 de julio pasado.  Pese a los idas y vueltasa,  Vilotta pudo jurar finalmente.

Además, la diputada Blanca Cantero, electa intendenta de Presidente Perón. Cantero pide licencia y su reemplazo será el massista Nicolás Russo. Pero si no juran hoy, última sesión del año, el Frente de Todos contará con dos diputados menos para la elección de autoridades de la Cámara.

Finalmente, Mercedes Trimarchi (Izquierda socialista) reemplazó, por un previo y ya tradicional acuerdo interno del Frente de Izquierda y de Trabajadores (FIT), a Guillermo Kane, también con pedido de licencia.