A casi un mes de la masacre en la comisaría 3ra de Esteban Echeverría, falleció ayer Fernando Arguello en el hospital Eva Perón de Lanús. La nueva víctima mortal, ya son diez, tenía 33 años y estaba internado en estado crítico desde la madrugada del 15 de noviembre. El fallecido estaba detenido por tenencia de estupefacientes.

Desde la Comisión Provincial por la Memoria criticaron el silencio del gobierno de María Eugenia Vidal y recordaron que la comisaría tenía seis resoluciones judiciales donde se prohibía alojar personas y fueron incumplidas por el Ministerio de Seguridad, que conduce Cristian Ritondo.

Además, denunciaron que la Comisaría, donde murieron 10 personas, no había red de prevención de incendio, como tampoco colchones ignífugos. Entre las graves irregularidades detectadas por los organismos de Derechos Humanos, se encontró las cargas vencidas de los únicos dos matafuegos que había en la dependencia policial. “Esta masacre fue producto del hacinamiento, las condiciones inhumanas de detención y la falta elementos de seguridad” aseguraron los representantes de la Comisión Provincial por la Memoria.

Junto con los 7 jóvenes masacrados en la comisaría 1ª de Pergamino, son 17 las muertes por incendio en comisarías bonaerense durante la gestión del ministro Ritondo, quien profundizó la política de encierro y hacinamiento en comisarías, muchas de ellas inhabilitadas para alojar personas como la de Esteban Echeverría.

El próximo sábado 15 de diciembre, cuando se cumpla un mes de la masacre, familiares de las victimas marcharán en Monte Grande. Será a partir de las 18 horas y estarán acompañados por los integrantes de la Red de Familiares contra la tortura y otras violencias estatales.