El Ente Nacional Regulador Energético (ENRE) multó a la distribuidora eléctrica EDESUR por incumplir las pautas de calidad de servicio, además de obligarla a resarcir usuarios afectados por los cortes.

 Según el medio Canuelasya, las multas se aplicaron en función de que la “Revisión Tarifaria Integral” (RTI) había habilitado aumentos en las tarifas pero a su vez acordado un plan quinquenal de inversiones, fijando pautas de calidad para la prestación del servicio, que en el período marzo 2017 y febrero del 2018 no se cumplieron.

El ENRE evaluó la frecuencia media de interrupción por usuario (SAIFI) y la duración media de interrupción por usuario (SAIDI); en ambos parámetros EDESUR no consiguió llegar a las metas acordadas en la RTI.

A la hora del detalle pormenorizado, se constató que la mejor calidad de servicio fue brindada en los barrios porteños de Puerto Madero, Retiro, San Telmo y Recoleta, entre otros. En el otro extremo, San Vicente y Cañuelas son los distritos con peores prestaciones.

Si bien San Vicente es el municipio con mayor frecuencia de interrupción por usuario (9,9 veces por semestre), es Cañuelas el distrito en que más dinero deberá bonificar EDESUR a sus clientes: un monto total de $6.762.222 entre 5681 usuarios, a razón de 1190 pesos cada uno.

Dichos montos serían bonificados en los consumos de las próximas facturas.