La causa de los "cuadernos de la coima" tuvo un capítulo llamativo, que pasó desapercibido por los grandes medios. Tiene que ver con la situación del gigante ítalo-argentino Techint, que pertenece a Paolo Rocca. Techint aparece en los famosos cuadernos.

El juez Claudio Bonadio, alineado con el gobierno de Mauricio Macri en su estrategia de atacar a Cristina, decidió citar a declaración indagatoria nada menos que a Luis Betnaza, uno de los hombres fuertes de Techint. 

¿Cuál es el juego de Bonadio? ¿Macri está enojado con Rocca porque no invierte? La causa de los cuadernos empieza a golpear de lleno a la principal empresa argentina, con ramificaciones en diferentes países del mundo. 

Por lo bajo (y no tanto), sectores del establishment aseguran que Bonadio está jugando en tándem con los intereses de las multinacionales norteamericanas y europeas, que buscan quedarse con negocios en el país. Por eso, aseguran, Bonadio decidió investigar a empresas locales y vinculadas con los intereses chinos, como Electroingeniería. 

¿Y Macri? Nadie puede negar los evidentes vínculos entre el presidente y el sector de la Justicia que expresa Bonadio. El fiscal Stornelli fue parte de Boca durante la gestión del propio Macri. ¿Será cierto que el mandatario está fastidiado con Rocca porque dice que no "invierte"? ¿O se estará desatando una interna entre sectores industriales y financieros (a los que expresa Macri), ante los límites del modelo de Cambiemos?