El presidente Mauricio Macri sigue de cerca la fenomenal crisis económica que golpea al país. Son constantes las reuniones como las versiones sobre lo que puede pasar. ¿Será el turno para que vuele un funcionario de primer nivel?

Todas las miradas apuntan al Jefe de Gabinete, Marcos Peña. Hoy temprano, Peña buscó llevar tranquilidad al declarar que "no se trata de un fracaso económico". La respuesta: el dólar volvió a dispararse como pasó ayer cuando habló el presidente Macri. La divisa norteamericana cerró cerca de los 40 pesos. 

Luego, otros dirigentes macristas de primer nivel decidieron tomar distancia de Peña. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reconoció errores y aseguró que nadie "es imprescindible" en el equipo que asiste al presidente. El palo pegó cerca del despacho del Jefe de Gabinete. 

Luego, fue el turno de la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, quien aseguró que "no se puede negar lo que pasa, porque la gente está preocupada". De nuevo, los dardos fueron contra Peña que insistió con un relato que buscó tomar distancia de una situación crítica. ¿Llegó el turno del adiós para el ex joven maravilla macrista?