El gobierno de Cambiemos prepara un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia que tiene como fin convertir a la Secretaría de Deportes en una Agencia. Para ello, Mauricio Macri deberá derogar o modificar cinco leyes votadas por el Congreso, que abren el camino para la venta o alquiler de terrenos del Estado.

Además, con esta resolución saca del medio a la Confederación Argentina del Deporte (CAD), una entidad centenaria que desde hace tres años enfrenta en la Justicia las políticas del Gobierno y el incumplimiento de leyes que fueron ampliamente debatidas hasta ser aprobadas, ahora caídas bajo la lapicera presidencia

Según informó el diario Tiempo Argentino, el decreto en su artículo 5 sustituye el artículo 15 vigente en la Ley de Deportes y establece que los recursos operativos de la nueva Agencia serán provenientes de “ventas, locaciones y otras formas de contratación” de sus instalaciones, también de “contratos onerosos de concesiones, permiso de uso, locación, derechos publicitarios y comercialización de espacios publicitarios”, así como de “los fondos provenientes de la explotación de bienes y de los servicios arancelados”.

El especialista Ernesto Rodríguez señala en su página Ephecto Sports que el decreto habilita a que la nueva agencia actúe como "gestionadora mixta de bienes, esto es, que arrende o venda los terrenos o espacios físicos disponibles (Cenard, Parque Olímpico de Villa Soldati, Pista Nacional de Remo en el Tigre y Cenade de Ezeiza), genere convenios comerciales, acepte el ingreso de terceros para la organización de espectáculos deportivos o imponga aranceles por el acceso a instalaciones o dictado de cursos; es decir, abre las puertas a una virtual privatización del espacio público deportivo".

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia también se derogarán otros artículos importantes de la ley 20.655, como así también derogará la ley 24.502 que creó la comisión de automovilismo y motociclismo deportivo, también eliminará artículos importantes de las leyes 26.573 (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, ENARD), 27.201 (Ente Nacional de Desarrollo Deportivo, ENADED) y 27.202 (nueva Ley del Deporte).

Con la eliminación de la ENADED se termina la tarea de ajuste que empezó con la ley de presupuesto 2019 cuando se eliminó la Asignación Universal por Hijo por Deporte, que tras varias quejas presentadas por el diputado Daniel Scioli -parte de la Comisión de Deportes- el Gobierno tuvo que dar marcha atrás. El otro organismo que se encargó de judicializar cada recorte aplicado por la administración nacional es la Confederación Argentina del Deporte (CAD).

La CAD, un organismo de casi 100 años y borrado del mapa por las dictaduras genocidas de la Revolución Libertadora (1955) y el Proceso (1976); perderá mediante este decreto de Cambiemos la personería como Autoridad superior del Deporte, liberando así el terreno para que el Gobierno nacional pueda avanzar con los ajustes y los proyectos privatizadores que solo esconden interéses inmobilarios.

“La derogación de la personería de la CAD como autoridad superior del Deporte muestra a las claras la intención del PEN de privar a la misma de continuar litigando y de esta manera, encubrir los delitos de dirigentes deportivos que hoy se desempeñan como funcionarios públicos, como así también extorsionarnos con la intimidación de la Inspección General de Justicia con el objetivo de intervenir la entidad. En caso de publicarse este DNU efectuaremos las denuncias pertinentes, ampliando en la misma, la cadena de funcionarios involucrados como partícipes necesarios por abuso de poder, persecución ideológica más la carátula accesoria de tráfico de influencias, cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos”, explicó el presidente de la CAD Rodolfo Paverini al sitio Ephecto Sports.

Sin lugar a dudas este DNU será un golpe durísimo al desarrollo del deporte nacional, una tarea de ajustes y recortes que comenzó el 10 de diciembre de 2015 y que continuará al menos hasta diciembre del 2019. Después de privatizar el fútbol, y de insistir con el proyecto de Sociedades Anónimas Deportivas el Gobierno deja en claro que inversión y desarrollo no son palabras que Cambiemos entienda para la estructura del deporte nacional.