3

Una fuente del Kichnerismo patagónico, que parece guardale cierto cariño, describió la situación así: ”cuando le dijimos que contrapese, se lo quiso llevar puesto; cuando le dijimos que afloje, pasó a ser su jefe de campaña…”

Es que con furia inusitada, Gabriel Mariotto milita la candidatura presidencial de Daniel Scioli más que ninguno en la provincia de Buenos Aires. Lejos de las críticas a DOS, ahora sostiene a los gritos, y con esa emoción de esquina suburbana que tan fácil le florece, que el ex motonauta es el mejor candidato del Frente para la Victoria.

En una reunión de gabinete ampliada con la presencia de varios legisladores convocada por el gobernador, el lomense aseguró: "Hay que trabajar para la candidatura de Daniel. Los compañeros del Frente para la Victoria lo tienen que entender porque es el modelo lo que está en juego".

Además, Mariotto mandó a los demás competidores que quedan en carrera a jugar a las provincias, en clara alusión a Florencio Randazzo que hoy parece ser el más firme contendiente que tiene Scioli de cara a las PASO.

Nadie sabe cuánto de confusión por parte de las órdenes recibidas hay en el nuevo Mariotto o si verdaderamente el mundo se le ha vuelto naranja al vice gobernador. Pero lo que está claro es que a la paciencia zen de Scioli puede adjudicársele el mérito de tener ordenado al kichnerista puro de más alto rango en la Provincia.

2

Mercedes, Alberto España, Wado de Pedro: lo que sigue en el conteo no es ni CFK, ni el Proyecto Nacional, sigue Daniel Osvaldo.

Sucede que DOS la semana pasada evitó responder preguntas respecto de La Cámpora, pero con Wado como grata compañía exaltó los valores de la juventud y la militancia en la figura del diputado nacional.

La situación se desarrolló bajo la surrealista escenografía naranja y con la musicalización ambiente del “wadooo..wadooo..” que los militantes, allí presentes, vociferaron cuando lo invocó el gobernador.

Sin entrar en el análisis, que se impone, respecto de la posición que frente a Daniel Osvaldo mantiene la agrupación que conduce el hijo de la Presidente–que parece convulsionada en sus bases y líneas de conducción frente a estos episodios- el optimismo de Scioli avanza varios casilleros.

DOS logró perforar esa suerte de veto y desconfianza que el kichnerismo duro siempre le dispensó y, sorpresivamente, esa bendición K la obtiene de uno de los miembros de la conducción de La Cámpora.

Apostilla para el Sciolismo radicalizado, que asombrado empieza a hacer cuentas de los escasos lugares que le quedan en un eventual gobierno de Daniel, puesto que asumen que los ministerios van siendo loteados entre gobernadores y La Cámpora.

1…?

Los que lo quieren a DOS podrían decir: “viste?, siempre fue el más leal de todos”. Otros, con pragmatismo peroncho-corleonista, afirmarían que lo que hace es meter a todos adentro, y más adentro al enemigo.

Lo que está claro es que el Gobernador cuenta votos a partir de los votos que son de CFK. Si bien DOS asume que debe sumar más allá de Cristina, entiende que no llega a ningún lado si pierde alguna cuota del voto kichnerista.

Así entendida su estrategia, desde el sciolismo han definido que su enemigo interno será el propio mecanismo de las PASO y que lo que precisan son unas primarias dónde puedan mostrar en el juego de los candidatos (y no de los espacios políticos) que DOS ha sido el más votado.

Claro, para sortear esa instancia su principal escollo a es el persistente Florencio Randazzo, El as en la manga que baraja DOS es llevar en la fórmula a alguien a quien ni Florencio ni ningún Kichnerista se atrevería a enfrentar…