El dirigente del peronismo y máximo candidato a quedarse con la elección presidencial, Alberto Fernández, aseguró que tiene en su cabeza a los nombres de los próximos ministros nacionales. "En un 70%", aseguró. 

Luego de esa frase, empezó la danza de nombres de dirigentes que podrían ocupar lugares en el próximo gabinete del justicialismo, si finalmente se confirma el triunfo.

En la primera línea de distintas versiones periodísticas aparecen Santiago Cafiero, nieto del mítico dirigente peronista y mano derecha de Fernández, y Eduardo "Wado" de Pedro, de La Cámpora de estrecha confianza de Cristina Fernández de Kirchner y de Máximo Kirchner. 

Por su parte, Felipe Solá podría ser canciller y así se mostró en los recientes viajes de Alberto por España y Portugal. En ese rubro, también aparecen otros nombres como Jorge Argüello, ex embajador en Washington durante parte del segundo mandato de Cristina, y Eduardo Valdés, el ex representante argentino ante el Vaticano y dirigente de extrema confianza de Fernández.

Para el área social, pica en punta con gran distancia Daniel Arroyo, un especialista en temas de juventud, empleo y que tuvo su paso por el Ministerio de Desarrollo Social de Alicia Kirchner. Otro especialista en temas sociales pero también productivos es Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, quien es muy apreciado por Alberto y su nombre tiene peso y es mencionado para un posible Ministerio de la Producción, en virtud de la experiencia del jefe comunal en la problemática de las Pymes.

Otros nombres apreciados por Fernández son el de Ginés González García, Fernando "Chino" Navarro, Juan Cabandié, Nicolás Trotta (responsable de los equipos técnicos y políticos del candidato), Guillermo Olivieri, Julio Vitobello, Alberto Iribarne y Guillermo Justo Cháves, entre otros. También hubo menciones para Florencio Randazzo tras una charla que el ex ministro mantuvo con Alberto tras la victoria en las PASO.

Algunos espacios ministeriales serían creados, más allá de las diferentes denominaciones que se escucharon, y una o dos carteras estarían vinculadas a las problemáticas de género y vivienda, que podría quedar en manos de la diputada nacional Victoria Donda y de la exvicegobernadora de Santa Fe María Eugenia Bielsa.