En la semana, siete gobernadores peronistas se reunieron en la Casa de Entre Ríos, lo que pareció ser una foto que le daba mayor volumen al espacio "alternativo" que conducen Sergio Massa y Miguel Pichetto. Entre los participantes, estuvo Juan Manzur, mandatario de Tucumán. 

Luego del encuentro, Manzur se distanció de aquellos justicialistas que pretenden armar un espacio sin kirchneristas. "Es tiempo de que todo el peronismo se una, sin exclusiones", aseguró en un claro guiño al sector que lidera Cristina Fernández de Kirchner. 

"Somos un país federal, con diversas idiosincrasias y particularidades, pero los peronistas tenemos que poner el foco en lo que nos une, en las coincidencias, sin exclusiones para dar respuestas a los graves problemas que sufren los argentinos", agregó. 

Hoy, Manzur mostró imágenes de un encuentro con Felipe Solá, el diputado que abandonó al massismo y se acercó al kirchnerismo. Ambos, reconocieron en las redes sociales, "coincidieron en la necesidad de desarrollar un modelo basado en la producción y el trabajo".