En un encuentro que mantuvo el vicegobernador de María Eugenia Vidal, Daniel Salvador, junto a intendentes del radicalismo para “llevar tranquilidad” al interior del partido. Allí, los jefes comunales plantearon su malestar con el Poder Ejecutivo, ya que al igual que los partidos que comandan intendentes opositores, no tendrán nuevas obras para sus municipios el año próximo y deberán hacerse cargo de los subsidios al transporte y la electricidad. 

“En la Provincia de Buenos Aires no hay autonomía municipal. El que habla de autonomía está mintiendo. Cuando uno ve a un funcionario o un político hablando de autonomía municipal, sea del partido que sea, está mintiendo” disparó esta mañana el secretario de Economía de Tandil, Daniel Binando, que según el portal Diagonales se mostró en contra del desdoblamiento de elecciones que pretende Vidal y pidió incluso modificaciones en la Constitución Provincial.

“Hay que debatirlo, porque es un cambio estructural. Sino en Cambiemos somos medio gatopardistas, cambiamos algo para que no cambie nada. Yo sé que por ahí no es el momento, pero qué costaba que, en la próxima elección, que desde ya opino que no estoy de acuerdo en desdoblarla porque ya bastante se gasta cada dos años y hacer cinco elecciones en un años es una locura”, apuntó el hombre fuerte de Lunghi al diario local “El Eco”.

Además, Binando se refirió a la “municipalización” de los subsidios y la disposición Provincial de que el “Fondo Educativo” se utilice en un 100% para obras de escuelas bonaerenses. “La Provincia se está sacando cosas de encima y se las traslada al Municipio. Pero no le cambia el porcentaje de coparticipación. Cuando veamos que no se soluciona el problema con los docentes versus el gobierno, nos está dimensionando la problemática que tenemos”, apuntó el tandilense.

En tanto, otro de los que alzó la voz fue el intendente de General Viamonte, Franco Flexas, quien también cuestionó el tope al aumento de tasas. “La realidad de cada distrito la define el intendente y su concejo. Las tasas las manejamos nosotros, de acuerdo a lo que nos cuesta el servicio. No podemos ser deficitarios”, apuntó el alcalde.

Y aclaró: “No creo que nadie se enoje, yo defiendo a mis vecinos. Podrá haber encontronazos, pero tenemos un rol que excede lo partidario”.