Horas después de la reunión de Gabinete de este martes, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, confirmó en una conferencia de prensa que será el candidato a intendente de La Matanza por el frente Cambiemos. Se trata del municipio con mayor peso territorial del país, donde el oficialismo no tiene una buena imagen, producto de los difíciles de la crítica situación económica.

Sin embargo, ante una consulta del medio oficialista Infobae, Finocchiaro contestó: "Yo soy de La Matanza, donde transcurrí la mayor parte de mi vida. Hace un montón de tiempo que trabajamos allí con mucha gente y yo entiendo que hoy hay un consenso muy fuerte para que sea yo quien represente la voz de las personas que viven en La Matanza y que quieren dejar de vivir en las condiciones indignas en que lo están haciendo ahora".

De este modo, se refuerza la oferta electoral de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, que, ante la decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de no desdoblar los comicios, corre serios riesgos de perder si se tiene en cuenta que el Frente para la Victoria ganó en las PASO, primera y segunda vuelta en el 2015.

Por otra parte, a propios y ajenos les llamó la atención la candidatura de Finocchiaro a la intendencia de La Matanza, ya que en mayo del año pasado, el ministro fue denunciado por violación por una mujer de ese municipio, y todo indicaba que había esfumado sus posibilidades electorales.

Sin embargo, a pesar de lo expuesto en la denuncia radicada el jueves 26 de abril de 2018 en la Unidad Funcional de Instrucción en lo Criminal y Correccional N°1 de La Matanza, Mauricio Macri y equipo respaldaron a Finocchiaro.

En presentación, Dalia Esther Fernández denunció a quién conduce la cartera de Educación, de violarla junto a otro varón en 1983. Según constató ante la Justicia de La Matanza, el ministro de Cambiemos y su cómplice comenzaron a manosear a Fernández y, mientras el compañero de colegio le sostenía los brazos, Finocchiaro la desnudó y violó produciéndole daños físicos, ya que la denunciante era virgen.

“Lo hago para que esto no le pase a ninguna otra mujer, hombre y niño”, expresó la mujer en esa oportunidad.