El ministro de Trabajo se fue esta mañana de vacaciones, acorralado, para escapar del escándalo por los insultos, la contratación irregular y despido de su casera que también ubicó dedo como delegada interventora en en el SOMU y denunció que hay más casos similares.

El jefe de Estado y el ministro de Trabajo discutieron por las implicancias de lo ocurrido que además destapa manejos poco claros en el gremio intervenido por Gladys González.

El Presidente busca capear el temporal que envuelve a Jorge Triaca, y para eso tomó la decisión de mandar de vacaciones al ministro a Chapadmalal por 10 días.

Una vez que se conoció el escándalo por el despido de Sandra Heredia, que además reveló manejos turbios, Macri convocó a una reunión al titular de la cartera laboral y allí le pidió explicaciones por el caso, según reveló el canal Todo Noticias. Según agregaron, Macri le creyó y dio por cerrado el caso, pese a que ahora se viene un contragolpe judicial de Omar "Caballo" Suárez por la larga lista de allegados y familiares que fueron puestos en el gremio que el Gobierno prometía transparentar.