El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ya arma su proyecto presidencial para 2023. De alguna manera, esa intentona se adelantó cuando el gobierno nacional decidió sacarle un punto de coparticipación, lo que lo obligó a salir a escena con un discruso nacional. Desde ese momento, Larreta hizo visible lo que se armaba tras bambalinas. 

El proyecto larretista busca sumar a moderados PRO, radicales y a peronistas, de la mano de Diego Santilli, que ya cruzó la General Paz para sumar tropa en Buenos Aires. 

¿Y María Eugenia Vidal? Larreta sueña con que la ex gobernadora se presente en 2021 en provincia de Buenos Aires, ya que es la única candidata de Cambiemos que puede hacer una buena elección en ese territorio. Luego, sueña con que Vidal lo acompañe en una eventual fórmula presidencial, reseñó el periodista Diego Genoud en su habitual newsletter político. 

¿Y Mauricio Macri? Larreta está convencido de que Macri es pasado y prefiere que no tenga nada que ver con una propuesta que debe presentarse como "lo nuevo" si quiere tener alguna chance. En ese sentido, Macri sería un lastre. Sin embargo, Larreta no puede arriesgarse a que Macri juegue por la propia, porque complicaría las chances de la oposición. El Jefe de Gobierno porteño confía en que el tiempo ordenará las cosas y Macri entenderá que su tiempo acabó. 

En el esquema que piensan en los equipos de Larreta hay lugar para hombres como Ritondo o Monzó, que esta semana habló justamente de construir un nuevo lugar sin "nombres del pasado" (en referencia a Macri). En ese esquema, no tendrían lugar macristas ultra, como Patricia Bullrich o Fernando Iglesias.