El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, volvió a tomar distancia de Casa Rosada y pidió que la UCR tenga más protagonismo en Cambiemos. "Necesitamos una fórmula equilibrada, que muestre la certidumbre necesaria para consolidar Cambiemos", afirmó el líder radical.

"Necesitamos un partido mucho más protagónico", exigió Cornejo, quien viene tomando distancia de Mauricio Macri con críticas de diferente tenor. El gobernador expresa en público lo que es el malestar del partido centenario por su poca participación en el armado de Cambiemos.

Además, detrás de las palabras de Cornejo está la insatisfacción de la propia tropa provincial. Hace unas semanas, militantes radicales insultaron a Macri durante una convención del partido. El propio Cornejo sufrió en carne propia ese momento incómodo.

Por otro lado, el gobernador de Mendoza especula con los movimientos que percibe en la sociedad en torno a ambiemos. Según una encuesta de Tendencias, casi el 56% de los mendocinos desaprueba la gestión del gobierno nacional. Con esos números en la mano, Cornejo hace cuentas y mueve sus fichas.