"No está en análisis" la precandidatura de Massa a gobernador aseguró, ayer, el presidente del bloque de diputados del Frente Renovador, Alberto Roberti, quien además aseguró que la única manera de que el líder de su espacio, Sergio Massa, "no sea candidato a presidente es que pierda la interna" con el gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota. "Massa será candidato a presidente", aseguró Roberti.

Las palabras del legislador son las mas recientes de una larga lista de expresiones, anhelos personales, manifestaciones y sugerencias provenientes de dirigentes del Frente Renovador y de otros espacios políticos, acerca de cual debería ser la decisión definitiva del ex Intendente de Tigre.

Sin embargo contrastan con la realidad. Fuentes cercanas al hombre de Tigre le afirmaron a PRIMEREANDO que el actual diputado nacional se puso en contacto con sus consultoras de confianza para que le vuelquen números que manejan hoy de las preferencias del electorado en diferentes distritos, y a nivel nacional.

Esos sondeos apurados, que llegaron ayer a manos del todavía precandidato presidencial, estarían siendo evaluados para tomar una inminente decisión, de cara a su futuro político.

Por ahora el massismo emitió un comunicado anoche ratificando la candidatura presidencial y sugiriendo que José Manuel de la Sota podría ser su compañero de fórmula, en lugar de su oponente en las PASO.

También explicaron que pondrán un alcalde, de los que todavía permanecen en el FR, como candidato a vicegobernador de Francisco De Narvaez.

Sin embargo las dudas son muchas. Es que junio es el mes límite para la presentación de candidatos y hoy los sondeos muestran al massismo en baja y desarmándose.

Entre las alternativas que se barajan, aparece la propuesta de un gran armado opositor, que fogonea el propio De Narváez, con Massa como candidato a gobernador pero que no encuentra asidero en el macrismo.

Aunque dentro del massismo muchos creen en la necesidad de armar un frente electoral opositor que derrote al kirchnerismo en las elecciones nacionales, las chances se cierran por las constantes negativas del Jefe de Gobierno porteño.

Otro de los problemas para el FR es que la sangría dirigencial en el conurbano bonaerense, fue tan notable, que, hoy, no es garantía para Sergio Massa de ser competitivo ni siquiera convirtiéndose en candidato a la gobernación.

Por todos estos factores, más allá de los resuelto en las últimas horas que se comunicó formalmente para dar una señal, se vienen momentos de definiciones en el massismo.