El músico catalán está de visita en el país y luego de dar un concierto en el Teatro Colón, debía visitar a Presidente pero no concurrió.

Según la agenda oficial, estaba previsto que el mandatario diera la bienvenida a Serrat en su despacho de la sede gubernamental a las 11.30.

Pasado ese horario, el cantante no llegó y se dejó trascender que Serrat había suspendido su actividad, incluso se quitó esa visita de la agenda presidencial.

El "Nano" es un hombre político y tiene muchos amigos kirchneristas y de izquierda en la Argentina.

Otra versión dice que no concurrió por un dolor en la rodilla y que reprogramó la visita para el día sábado 24.

Lo curioso es que Macri tampoco concurrió al recital junto a Vidal y Larreta, lo que parece indicar un desaire mutuo, según indicaron en el portal Infobae.