El círculo se cierra sobre la Gendarmería, fuerza que depende de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Hasta el momento, miembros de la comunidad Pu Lof habían declarado pero resguardando su identidad por "miedo a las represalias". Ahora, lo hicieron con nombre y apellido: volvieron a afirmar que "fue la Gendarmería la que se llevó a Santiago".

"A Santiago se lo llevan en un Unimog hasta la ruta 40 y de ahí se lo llevan para Esquel en una camioneta que dice Gendarmería", relató Matías Santana. Por su parte, Soraya Maicoño describió: "Santiago estuvo en la Pu Lof el 1 de agosto. Ese día nos persiguió camioneta de la Gendarmería nacional y nos detuvo entre las 11.30 y la 6.30 de la tarde frente a Leleque". "Todos sabemos que a Santiago Maldonado se lo llevó Gendarmeria", concluyeron.

Las declaraciones de los testigos vuelven a poner la lupa sobre la principal hipótesis en la desaparición de Santiago Maldonado: la responsabilidad de la Gendarmería. Es el peor escenario para el Gobierno, ya que desde un principio la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió a la fuerza: "No pienso tirar a un agente por la ventana", dijo a pesar de reconocerle a la diputada Victoria Donda que "por ahí a un gendarme se le fue la mano".