La periodista Ivy Cángaro volvió a denunciar que el represor Julio Méndez, uno de los dos hermanos condenados por delitos de lesa humanidad, ahora con prisión domiciliaria, volvió a viajar "sin custodia" en un micro de larga distancia. Mostró en las redes una foto del represor en la terminal Retiro.

Según informó AGENCIA PACO URONDO, no es la primera vez que Méndez viola la domiciliaria. El mes pasado también fue detectado por Cángaro. La Justicia no tomó ninguna determinación sobre el represor que violó una disposición legal.

Méndez fue condenado el 16 de marzo de 2012 a once años de prisión tras haber sido encontrado "partícipe necesario en los delitos de infracción de deberes especiales, privación ilegal de la libertad agravada por haber sido cometida por funcionarios públicos con violencia e imposición de tormentos agravados en perjuicio de un perseguido político".

La sentencia se dictó tras el juicio oral y público que se realizó en Tandil y que investigó la desaparición de Carlos Alberto Moreno, un abogado de Olavarría, quien fue secuestrado el 29 de abril de 1977 y trasladado a la quinta de los hermanos Julio y Emilio Méndez. Fue torturado y muerto entre los primeros días de mayo del mismo año.