La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, realizó una conferencia para cuestionar a la organización social La Garganta Poderosa (LGP), quien viene denunciando el accionar de las fuerzas de seguridad en muchos barrios humildes de Capital y Gran Buenos Aires. Además, Bullrich vinculó a LGP con el narcotráfico. Increíble.

"Este ataque tiene la clara intención de deslegitimar a la organización territorial que viene denunciando un recrudecimiento de la violencia por parte de la Prefectura Naval Argentina en los barrios del sur de la ciudad de Buenos Aires y la falta de respuesta estatal", describió por su parte el CELS, el prestigioso organismo de Derechos Humanos.

"Es también una reacción al juicio oral que se está llevando a cabo en este momento ante el TOC 9 contra seis agentes de la Prefectura acusados por las violaciones a los derechos de Iván Navarro y Ezequiel Villanueva Moya, quienes fueron privados de la libertad, llevados a la vera del Riachuelo y torturados allí, en septiembre de 2016. Las pruebas de esos hechos son contundentes y los testigos relataron la reiteración de estas prácticas de hostigamiento a los jóvenes de esos barrios y su recrudecimiento en las últimas semanas", analizó el CELS.

En las redes sociales, diferentes dirigente sociales se expresaron a favor de la organización agraviada por Bullrich. "Las únicas que liberan zonas para que el narcotráfico avance sobre la Argentina son las fuerzas comandadas por @patobullrich", escribió por su parte el diputado nacional y militante del Movimiento Evita, Leonardo Grosso.

"Todo mi apoyo a @gargantapodero Los relatos de torturas, represión, delitos contra los pibes y abusos contra las chicas a las que llaman "putas" jamás pueden concebirse en una democracia. Repudio las declaraciones de @PatoBullrich q son la justificación de la violencia machista", expresó por su parte la periodista Luciana Peker. Cientro de usuarios se