Una multitud concurrió a la Plaza de Mayo para conmemorar el día de la Memoria, Verdad y Justicia, a 41 años del último Golpe Cívico Militar y para recordarle al Gobierno que son 30 mil desaparecidos.

La histórica marcha por la Memoria, Verdad y Justicia tuvo un nuevo capítulo colmado de emociones, militancia, alegrías y reclamos al gobierno de Cambiemos por el modelo económico que continua dejando a familias enteras en la calle. Recordemos que fue un año particular en materia de Derechos Humanos ya que Mauricio Macri intentó convertir el 24 de Marzo en un feriado movible, la respuesta contundente de gran parte de la sociedad hizo que el presidente diera marcha atrás a la medida.

El día se desarrollo en forma normal, las columnas de las organizaciones políticas, sociales y de Derechos Humanos fueron llegando desde temprano y enfilando para Plaza de Mayo, la magnitud de las columnas fue tal que algunas tuvieron que esperar hasta el atardecer para poder ingresar a la plaza.

La lectura del documento de este año, a traves de representantes de organismos de Derechos Humanos y de familiares de víctimas de la última dictadura, tuvo pasajes de repudio al modelo económico de exclusión del Gobierno de Macri.

En su comienzo el documento sostiene:"A 41 años del Golpe de Estado Genocida de Videla, Agosti, Massera, de los grupos económicos, de la cúpula de la Iglesia, de la Embajada de los Estados Unidos, venimos nuevamente a esta plaza a denunciar los crímenes de lesa humanidad, los asesinatos y los presos políticos, las torturas, el robo de bebes, los centros clandestinos de detención, la censura, la mentira organizada, una guerra de Malvinas, la deuda externa que causó miseria por décadas. Eso fue el terrorismo de Estado".

El documento también remarca la responsabilidad que tuvieron los medios masivos de comunicación que se transformaron en cómplices de los gobiernos militares y en particular el de la última dictadura, en un pasaje manifiesta que "cuando desaparecían a los jóvenes estudiantes como los de los noches de los lápices" los publicaban como "enfrentamientos" para justificar los asesinatos.

Asimismo, el documento señala el rol que jugaron los medios de comunicación y otros responsables de la sociedad civil: "Mentían y organizaban la mentira desde las oficinas de Clarín, La Nación, la Nueva Provincia, entre tantos otros", y añade, " la Sociedad Rural Argentina, Ledesma, Ford, Fiat, Mercedes Benz, todos esos responsables civiles deben ser juzgados y condenados".

En cuanto al gobierno de Mauricio Macri le recordaron que "el numero de desaparecidos es de 30 mil" y repudiaron "toda expresión negacionista".

Con respecto al plan económico del Gobierno, se trazó un paralelismo con el aplicado por Martínez de Hoz quien fuera el ministro de Economía de la última dictadura y en ese sentido que el mismo es el que causa "miseria, exclusión, apertura de las importaciones, destrucción de la industria nacional y ampliación de la deuda externa".

Con un fuerte apoyo a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo por la multitud congregada en la plaza a través de cánticos ensordecedores, a duras penas se podía escuchar por los parlantes:"Vamos a seguir exigiendo la libertad para Milagro Sala y todas las presas y presos políticos. Vamos a seguir denunciando los despidos, el hambre y la persecución política".

La plaza permaneció colmada hasta tarde, poco a poco el día se fue apagando después de una hermosa tarde de sol y el recuerdo de los 30 mil desaparecidos estuvo latente durante toda la jornada.