Las fábricas de cosechadoras Vassalli ubicadas en la localidad santefesina de Firmat volverán a funcionar con sus 300 trabajadores, luego de que un grupo de inversores permitiera reactivar la producción. La firma había comenzado sus problemas en 2016 y la caída de la producción industrial impidió que sea reactivada. La empresa firmó un acuerdo con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que establece un plan de producción. 

El conflicto comenzó hace tres años, cuando la empresa tenía problemas por deudas internacionales. Para enfrentar la situación, la cúpula de la empresa cedió acciones a un grupo de concesionarios que compraban las máquinas a Vassalli para luego venderlas al público. La maniobra profundizó la crisis y todo terminó con la toma de la planta en 2018 por parte de los trabajadores que se hicieron cargo de la producción de maquinarias. 

"En una ciudad como Firmat, la comunidad dependen de estas empresas. No sólo por los empleos directos, sino también por los indirectos y por el consumo que generaban los trabajadores en la zona. Esto llevó a que la ciudad colapse", afirmó el apoderado de la UOM en Rosario y Firmat, Pablo Cerra. 

Tras el triunfo electoral de la fórmula Fernández- Fernández, los inversores de capitales nacionales Financiamientos Estratégicos Sociedad Anónima que como órgano fiduciario subvencionará la empresa Vassalli. A los trabajadores  les adeudan alrededor de 100.000 pesos, una suma menor si se tiene en cuenta que la firma tiene problemas desde hace tres años. 

Según informó El Destape, el acuerdo al que arribó el gremio con la empresa sostiene que no se podrán despedir trabajadores en los primeros meses, se garantiza un plan de producción de fabricación de 24 máquinas anuales y los empleados harán 4 horas de jornada laboral, pero percibirán un salario equivalente a 6 horas.

La noticias de la reactivación de Vassalli es un alivio para el sector metalúrgico que fue golpeado por el despido de más de 50.000 trabajadores. En Rosario se sintió con fuerza por el cierre de la fábrica Mefro Whells, la única empresa que fabricaba llantas en la Argentina. 

Vassalli es una histórica fábrica de cosechadoras que sufrió la crisis de 2001 que la dejó casi en la quiebra y sin empleados.