La fábrica de camiones Iveco ubicada en la localidad cordobesa de Ferreyra, confirmó la suspensión de 900 y anunció que solo funcionará diez días en marzo. Al mismo tiempo, la firma italiana lanzó la apertura de un plan de retiros voluntarios. "Llevamos perdidos 90 mil afiliados y otros 5000 están con licencia o jornada reducida", alertó el titular de Smata, Ricardo Pignanelli, frente a la ola de despidos y suspensiones que enfrenta el sector automotriz.

"Después saltan los funcionarios diciendo que estamos en el mejor de los mundos", apuntó Pignanelli en referencia al discurso que intenta instalar Cambiemos. En ese sentido recordó que, en 2013, se fabricaron 840 mil unidades, mientras que en el último año la producción cayó al 50 por ciento y, de todas formas, en diciembre de 2018 "quedaron en stock 250 mil unidades".

En diálogo con la AM530, el titular de Smata agregó: "Cualquier perspectiva hacia adelante es de reducción de personal porque no tenemos mercado”, insitió y explicó que el gremio "hace un año está gestionando en todos los organismos oficiales", mientras que en las empresas negocia que despidos se produzcan a través de planes de retiros voluntarios porque "permite tirar la pelota hacia adelante".

Cabe recordar que en los dos primeros meses del año se registró una caída del 22,1 por ciento de la producción. "Hace falta una medida de fuerza con continuidad, pero te tildan de golpista", sostuvo el gremialista.