La fábrica de muebles Fiplasto ubicada en Ramallo, decidió suspender por siete días al mes a los 350 trabajadores de la planta. Esta medida será hasta el 4 de octubre de este año según informaron desde la dirigencia de la empresa.

Desde la firma, señalan a la merma en las ventas como una de las razones que los llevaron a tomar la decisión. “Por razones operativas de fuerza mayor y teniendo en consideración la acumulación de stocks, como consecuencia de una caída en la demanda de nuestros productos, la compañía ha acordado llevar a cabo una medida de suspensión del personal de carácter temporal”, señaló el vicepresidente de la empresa, Alejandro Katelhohn.

Según publicó el portal Diputados Bonaerenses, la firma que cuenta con 70 años de historia, posee tres complejos industriales dentro del territorio bonaerense, dos de ellos se ubican en Ramallo y el último en la localidad de Vedia.

“Durante el tiempo que duren las suspensiones, la empresa se comprometió a efectuar el pago total de los aportes y contribuciones correspondientes con destino a la obra social, el sindicato y la Federación de obreros y empleados de la industria del papel, cartón y químicos”, remarcó Katelhohn.

Este es solo un ejemplo de la crisis que está atravesando la industria maderera en Argentina, ya que en el último año el nivel de ventas cayó en un 72%, según los datos de la Federación Argentina de la Industria de la Madera (Faima). Además, en los últimos 4 años se perdiero 5600 puestos de trabajo