Los trabajadores de la fábrica de zapatillas Gaelle cortaron las intersecciones de las calles Rivadavia y Galicia en el partido de Avellaneda en reclamo del pago de indemnizaciones de los más de 60 despedidos.  

Denuncian que los dueños de la fábrica han despedido a sus trabajadores armando causas truchas y sin abonar las correspondientes indemnizaciones. Los operarios denuncian que la empresa tomó la decisión de “importar desde China y Brasil los productos que antes se producían” en Piñeyro. 

“Este es un ataque que se repite en cientos de fábricas del Calzado con empresas que se alinean bajo la orientación del ajuste del Gobierno de Macri”, señalaron en un comunicado. “Nuestras familias no viven de promesas, necesitamos trabajar y cobrar, es por esto que hemos comenzado a desarrollar un plan de lucha con el acompañamiento de diversas organizaciones sociales y políticas con las cuales hemos puesto en pie un comité de apoyo", advirtieron. 

Por otra parte la semana pasada el Concejo Deliberante de Avellaneda aprobó por unanimidad un pedido de informe al Ejecutivo provincial sobre el cierre de la empresa Gaelle. La iniciativa se dio en el marco del cierre de la fábrica que ya había despedido cerca de 300 trabajadores desde 2015.

Miguel Funes on Twitter