Nuevamente la policía reprime a los trabajadores de Cresta Roja tras nuevo intento de corte por parte de operarios que reclaman por la continuidad de los puestos de trabajo. A pesar de los dichos del presidente Mauricio Macri en 2016, cuando en una visita a la empresa lanzó “Que Cresta Roja esté funcionando tiene que ver con esta nueva etapa de la Argentina", los trabajadores siguen reclamando que los reincorporen a sus lugares de trabajo.

Este viernes, la policía volvió a reprimir a los obreros que habían definido volver a realizar una medida de fuerza. Según el portal InfoCielo, los trabajadores permanecen frente a los portones a la espera de una respuesta de la empresa y las autoridades.

“Hicimos una olla popular y así nos respondieron. Estamos en una situación crítica, tenemos a 1600 suspendidos y han llegado 180 cartas de despidos y sin indemnización”, dijo Walter Legui, trabajador de Cresta Roja, a prensa local.

“No tenemos respuesta de nada, la única respuesta que tenemos es la represión. Pero la gente quiere que le paguen o le avisen si van a trabajar, nada más”, agregó desde el lugar.

Por su parte, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, publicó en redes una foto de un trabajador de Cresta Roja con la cara sangrando. "Mauricio es vecino de Esteban Echeverría. Es una persona honesta, de trabajo. Trabajó 8 años en Cresta Roja. Fue despedido y no cobró la indemnización", escribió Gray.

La semana pasada los operarios ya habían sido reprimidos por parte de la policia cuando bloquearon los portones y salida de camiones. En ese momento la policía de la provincia comenzó a desalojarlos violentamente con balas de gomas y gases lacrimógenos, hiriendo a varias personas.