Tras casi un año de conflicto, la empresa Zanella decidió cerrar definitivamente su fábrica de motocicletas en Mar del Plata, en la que aún trabajaban 6 operarios que la firma se comprometió a tratar de reubicar en otras compañías.

En diálogo con El Marplatense, el titular de la Unión Obrera Metalúrgica local, José Luis Rocha, informó que la empresa Zanella cerrará definitivamente sus puertas a partir del 31 de julio: “lamentablemente, este es el final del camino y la empresa ya ha tomado la decisión de cerrar porque ya no puede seguir aguantando la crisis y el ahogo financiero que tiene su planta de Mar del Plata”, señaló con resignación el dirigente. 

En ese sentido, detalló que los directivo de Zanella intentaron reubicar a los trabajadores en otras industrias del Parque Industrial y que “en algunos casos, lo han logrado. Algunas son de otro rubro, pero la idea es que los trabajadores no se queden cesantes”, actitud ésta de la empresa que le pareció “rescatable”.

Respecto del pago de las indemnizaciones que les corresponden a los trabajadores, el dirigente marplatense aseguró que “están garantizadas”, al tiempo que lamentó “la noticia que nos han dado y la situación de los trabajadores, que se han quedado sin sus puestos de trabajo”, finalizó diciendo Rocha con pesar.

Ya en abril, Rocha había advertido que la empresa continuidad de la empresa estaba sumamente comprometida. “La situación es más complicada que hace seis meses. No se pudo revertir la situación económicamente y, obviamente, todo está más complejo y Zanella no escapa a esto”, dijo, en aquel entonces, en diálogo con este medio, cuando aún eran 30 los trabajadores de la planta marplatense