El programa económico sigue con los mismos problemas a pesar de la retórica oficial que celebra la relativa tranquilidad cambiaria. Aunque noviembre volvió a mostrar luces amarillas: el dólar volvió a dispararse casi 5% en el mes. 

No es un dato menor: si el dólar vuelve a apreciarse a un ritmo del 5% mensual, su rendimiento volverá a superar a las súper tasas en pesos que el Banco Central dispuso en torno al 60%. En ese escenario, podría retornar la fiebre por el dólar. 

Algo de eso ocurrió en noviembre, donde el Central perdió U$S 3 mil millones en 30 días. El 31 de octubre pasado, cuando llegó el último desembolso del FMI, las reservas estaban los 48 mil millones. Los 6 mil millones del Fondo mandaron la cifra a 54 mil millones. Ahora, las reservas retrocedieron a 51 mil millones. 

¿Qué significa eso? Que a este ritmo el último desembolso del FMI durará dos meses. Es insostenible el programa económico del macrismo, excepto se renueven esos préstamos para toda la vida, lo que no pasará. En Twitter, el economista Gustavo Ludmer advirtió:  "El BCRA no puede comprar Reservas, así q las q entran son los préstamos del FMI. Los préstamos están durando dos meses. La deuda nos queda para más adelante. Mientras, apoyo político para comprar tiempo para llegar a octubre de 2019".