Dirigentes de Red x Argentina, el espacio que conduce Felipe Solá, realizó una campaña en las redes sociales donde denuncia una "estafa" vinculada a los servicios públicos. Según afirmaron, el Gobierno de Mauricio Macri benefició con negocios millonarios a empresarios muy cercanos. 

"La estafa es haber pensado la energía como un producto y priorizar la rentabilidad. Y no como un derecho humano como dicen los contratos de concesión", señaló por su parte Solá y apuntó contra los empresarios amigos del presidente como Nicolás "Nicky" Caputo, socio de la distribuidora energética Central Puerto; y Marcelo Mindlin, CEO de Pampa Energía, a cargo de Edenor. Además, nombró a Rogelio Pagano, encargado de EDELAP, la empresa que distribuye energía en el interior bonaerense. Pagano es muy cecano a María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires. 

"Inventaron que había una crisis energética cuando en verdad querían mejorar la rentabilidad de algunos empresarios", escribió el diputado nacional. "Los sobreprecios en el gas por la estafa energética de Cambiemos alcanzaron los 11 mil millones de dólares", insistó Solá. En la misma línea tuitearon otros miembros del espacio peronista cada vez más cercano a Cristina Fernández de Kirchner.