La crisis económica se tradujo en crisis política y representativa. Cada vez más sectores toman distancia del presidente Mauricio Macri y de su gestión con problemas en todas las áreas. En ese marco no sorprenden las declaraciones de sectores muy afines, como pueden ser los grandes productores del campo. 

"La mayoría de los productores vamos a vender la parte de la cosecha que nos permita cubrir las deudas que venimos arrastrando del año anterior y el resto lo iremos liquidando a lo largo de los meses", aseguró un productor de Santa Fe, según describió el portal macrista La Política Online.

"No creo que haya explosión de dólares en el campo al menos en el mediano plazo. Luego de cancelar las deudas, lo que te sobre lo dividís en 12 y lo vas liquidando por mes", insistió la misma fuente. 

El Gobierno de Cambiemos espera más de 20 mil millones de dólares provenientes del campo aunque es rehén de sus propias políticas, que podrían dificultar ese número. En primer lugar, los movimientos del dólar hacen que los productores prefieran no liquidar sus ventas inmediatamente, sino que esperen a una divisa norteamericana más cara. Eso lo pueden hacer porque el propio macrismo eliminó cualquier obligación de liquidación a los exportadores.