El macrismo no puede explicar para qué se usó la plata del FMI, el préstamo más grande en la historia de ese organismo. Hasta hace unos meses, la oposición repetía que esa plata se había utilizado para pagar "deuda vieja". No mostraban ni cifras ni explicaban mucho más. Ahora, el propio Mauricio Macri desmintió esa mentira. 

El ex mandatario aseguró que la plata se usó para dársela a los "bancos comerciales que querían irse del país por miedo a que volviera el kirchnerismo". Por supuesto, el periodista ultramacrista Marcelo Longobardi no repreguntó nada. Para qué. 

En primer lugar, el préstamo fue en 2018: ¿Había "riesgo" de un regreso del kirchnerismo, cuando el año anterior el macrismo había ganado la elección de medio término? Nadie repreguntó. 

Por otro lado, ¿por "el miedo" de los bancos, el Estado nacional se endeudó por 45 mil millones de dólares? ¿Así funcionaba la economía durante el macrismo?

Lo que queda claro viendo las cifras oficiales es que la llegada del préstamo del FMI coincidió con una fuga de por lo menos 20 mil millones de dólares. Es evidente que esa salida se financió con esos recursos extraordinarios que ingresaron. Ni Macri ni el FMI pueden explicar por qué permitieron esa situación tan aberrante para el país.