El modelo económico macrista fracasó sin lugar a dudas. Uno de los síntomas de ese descalabro es la inflación, en crecimiento desde octubre del año pasado. En marzo, llegó al 5%, una cifra récord. 

Ante ese escenario, el Gobierno nacional lanzó el programa "Precios esenciales" para intentar controlar la escalada de los precios. En abril no estaría dando resultados: la inflación mensual estará por encima del 4%. Así las cosas, la suba de precios en 2019 será cercana al 15%, mientras la interanual estará por encima del 52%. Gravísimo. 

“A pesar de que en general se puede ver un descenso, la inflación se mantuvo elevada en las últimas semanas en alimentos. El dato general de la inflación que nosotros estamos proyectando para abril da en torno a 4%. A veces da 4,1%, a veces da 3,9%. Está en el límite. Difícilmente dé abajo de 4%”, explicó Nicolás Crespo, analista económico de Elypsis.

Y remarcó: “Buena parte de la inflación de abril es producto de las subas anticipatorias de las empresas de alimentos”. Es decir: las empresas subieron los precios y luego acordaron con el Gobierno. Un pacto de caballeros...