El Banco Central vendió 290 millones de dólares en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC) para contener la suba del dólar oficial luego de que a comienzos de la semana se sentara sobre las reservas y dejara correr al dólar. Según fuentes oficiales, esa venta también se debió al pago de divisas por parte de importadores. 

Más allá de esa caída, vale destacar que la institución financiera alcanzó el mejor mes de octubre de la última década, ya que pudo sumar 220 millones de dólares a las reservas. Octubre siempre es un mes difícil porque caen mucho las ventas al exterior del agro, lo que impacta sobre la dinámica de reservas. Este año no pasó eso por primera vez en 10 años.  

Ahora, la autoridad cambiaria enfrentará dos meses siempre difíciles porque los ingresos de divisas caen y hay presiones sobre el dólar, sobre todo este año que es electoral. Para el Gobierno es un objetivo en sí mismo evitar cualquier salto brusco en el tipo de cambio que impacte aún más sobre los precios.