El informe de actividad de la Unión Industrial Argentina (UIA) reveló que en mayo pasado la actividad industrial se contrajo 6,7% y acumula una caída del 8,6% en los primeros cinco meses del año.

De acuerdo al relevamiento, la mayoría de los rubros industriales presentaron caídas en sus niveles de actividad. La industria automotriz es la más afectada con una contracción del 35,3%. Le siguen el sector textil (-19,8%), la metalmecánica (-7,3%), la producción de minerales no metálicos (-6,2%) y metales básicos (-6,1%).

Por lo pronto, los industriales volvieron a poner el acento de la caída en el derrumbe de la economía: "La dinámica de las exportaciones continúa sin lograr compensar la contracción del mercado interno".

Desde la UIA también indicaron que las importaciones de bienes intermedios se contrajeron 16% y los bienes de capital, 37,4%. En ese sentido, las compras externas de bienes finales también cayeron: los vehículos se derrumbaron un 58,6% y los bienes de consumo, un 22,1%.