El precandidato presidencial Alberto Fernández cuestionó duramente a la presidenta del FMI, Christine Lagarde, y advirtió: "Vamos a sentarnos a discutir muy seriamente después de dicimebre". Para Fernández, el FMI "financió la campaña de Macri y endeudó a todos los argentinos".

De este modo, el dirigente peronista cruzó a Lagarde, quien reconoció que el FMI subestimó el problema de la inflación durante la gestión de Cambiemos. En el último año, la suba de precios es superior al 50%, lo que es un récord en 40 años. 

Sin embargo, el FMI sigue apoyando al macrismo, a quien le transfirió más de 50 mil millones de dólares, a pesar de la crisis fenomenal que vive el país. Esa deuda generará muchos dolores de cabeza para el futuro Gobierno.