Según el último informe semanal del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda, el monto destinado a intereses de la deuda en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ascendió a 26 mil millones de pesos en el Presupuesto 2019. Con esa plata se podrían construir 475 escuelas, 215 centros culturales o 23 hospitales.

En este sentido, el documento detalla que durante el año próximo el Gobierno de Horacio Larreta reducirá 42,8% la transferencia de recursos a la cultura. Por su parte, la inversión en agua potable y alcantarillado caerá en términos reales un 39%, y el monto destinado a vivienda bajará un 8,2%, respecto al presupuesto de este año. 

“Aun en contextos de austeridad y recortes del gasto, el presupuesto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es el más holgado de las veinticuatro jurisdicciones del sistema federal. Producto de una riqueza per cápita muy superior al promedio del país, la Ciudad puede hacer frente de mejor manera a los contextos de crisis macroeconómicas como la actual”, explica el informe ligado a la Carrera de Economía de la UNDAV, que dirige Santiago Fraschina.

Y remarca luego: “El presupuesto público de cualquier jurisdicción muestra, a través de la asignación de gastos y su financiamiento, el plan de gobierno para el año siguiente. En este sentido, es posible construir una mirada de esto a partir de las asignaciones a las diferentes partidas y su importancia relativa. Tanto la elección de rubros que se priorizan por sobre otros, cómo la evolución de un gasto, coadyuvan a construir los primeros indicios del programa de gestión para 2019”.

En consonancia con lo planteado, se observa cómo, acorde al Presupuesto 2019, el peso del pago de intereses de la deuda subirá 3,5% respecto a este año y se llevará más del 8% del gasto total en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; es decir que el presupuesto del próximo año casi que duplicará el monto asignado a este año por gastos por intereses de la deuda.