El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, afirmó que los argentinos no privilegió las "reformas de fondo" a la hora de votar en las PASO. Además, señaló que el Gobierno "subestimó" la herencia recibida o "sobreestimó" sus propias capacidades. De esta manera, el funcionario volvió sobre los argumentos de Cambiemos, que culpan a la gente por "votar mal". 

En una entrevista con el periodista Eduardo Feinmann, el nuevo ministro señaló: "Hubo un voto castigo al Gobierno, que no supimos interpretar antes, y ahora tenemos que hacerlo. Hay un porcentaje de la población que no privilegia las reformas de fondo". ¿Se referirá a la deuda externa, el crecimiento de la inflación, la pobreza y la indigencia?

Y en ese sentido, ironizó sobre la gente: "Les importó la heladera llena". Esa fue la respuesta del funcionario ante la pregunta del conductor sobre los motivos del resultado electoral.

"La recesión y la inflación afectó el nivel de vida de la población. Erramos la mirada o la subestimamos", reconoció Lacunza. Respecto al pedido del presidente Mauricio Macri sobre lo que le quede de gestión, el ministro contó: "Me solicitó que en el proceso electoral me ocupara de cuidar a los argentinos más allá de las ambiciones políticas, recuperar la estabilidad y aliviar los bolsillos".

Parece que al ministro le hicieron mal las recientes vacaciones: de modo insólito, Lacunza se enteró de su designación mientras esquiaba en un exclusivo cerro en la Patagonia.