“El sector cooperativo en la leche está más complicado que nunca”, sentenció ante la Agencia de Noticias ANSOL el gerente de la cooperativa tambera Las Cañitas, Pablo González.

Esta empresa social está ubicada en El Tío a 130 kilómetros de la capital de Córdoba, tiene 75 años de experiencia en la venta de combustible, productos agropecuarios y lácteos. Está conformada por pequeños y medianos productores y en la actualidad cuentan veintiséis asociados con un promedio de producción de 150 mil litros de leche diaria.

“Somos 500 personas entre productores, tamberos, empleados, familias. Tenemos una misión no solo económica sino también social”, explicó González a ANSOL.

Gonzalez dejó en claro que la falta de financiamiento está ahogando a las tamberas: “El gobierno habla del supermercado del mundo para lo cual necesitaríamos que nuestros tamberos y ganaderos no vendan el grano sino que lo guarden para hacer las reservas para el invierno", resumió el productor.

Y concluyó: "Lamentablemente el gobierno, sobre todo usando la herramienta del Banco Nación, está asfixiando a los productores para que antes de que coseche vendan. Eso es gravísimo porque no les va a dejar ninguna reserva para el invierno. La producción láctea ha caído enormemente en el país y eso no es solo por las inundaciones, sino que están cayendo porque se están vendiendo animales para poder cubrir los cheques. Y eso no se va a recuperar. Hoy está faltando leche por la caída estrepitosa de la producción no por el incremento del consumo”.