El acuerdo con el FMI y las políticas de ajuste empiezan a dar malos resultados. Después de 13 años, el desempleo alcanzó los dos dígitos y llegó al 10,1%. En total, se trata de dos millones de desempleados. 

Se trata de un golpe muy fuerte para el Gobierno que coincide con el inicio de la campaña electoral y contradice las perspectivas optimistas de la Rosada. Según algunas consultoras, llegará al 12% para fin de año. Gravísimo. 

Los peores indicadores del primer trimestre del 2019 se observan en el conurbano bonaerense con un 12,3%, una región que acapara la mitad de los desocupados del país y que podría decidir el resultado del principal distrito que gobierna el oficialismo.