Así lo estipuló el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central. Según ese informe, la inflación trepará al 47,5% en 2018, desde un cálculo anterior de 44,8%, y la economía argentina caería un 2,4% en el 2018, desde una estimación previa de 2,5%. Sería la inflación más alta desde 1991. El macrismo había asegurado que bajarla sería "lo más fácil de resolver".  

En su reporte mensual, elaborado en base a datos de economistas, la entidad monetaria también informó que los encuestados proyectan un tipo de cambio nominal de $ 39,60 por dólar promedio para diciembre de 2018 y de $ 48,9 para fines de 2019.

Según reseñó Ámbito Financiero, la encuesta fue realizada entre 55 analistas locales y extranjeros. Todas malas noticias para una economía que tendrá en 2018 uno de los peores años en mucho tiempo.