El relato macrista en su momento más delirante. Luego de que el dólar se volviera a disparar y superara los 42 pesos, desde el Gobierno salieron a decir que no hay nada de qué preocuparse. Así como se lo lee. 

"El Gobierno no encuentra todavía causas de preocupación con respecto al tipo de cambio", aseguró el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Y agregó: "La economía empieza a estabilizarse". 

De modo increíble, Sica aseguró que la actividad volverá a crecer, a pesar de todos los indicadores que muestran otra realidad. "Con esta macro que empieza a equilibrarse y empieza a estar más estable se empezará a ver una recuperación de la actividad económica", insistió. Ayer, se confirmó en enero una caída de la industria y de la construcción superior al 10%. 

Un dato a tener en cuenta tiene que ver con que haya sido Sica el que salió a hablar y no el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. ¿A qué se deberá ese silencio?