Hoy, renunció una de las técnicas que había llegado al Instituto Nacional de Estadística y Censos con la supuesta misión de "transparentar" las estadísticas oficiales. Se trata de Alejandra Clemente, quien estaba a cargo de la Dirección Nacional de Estadísticas de Condiciones de Vida (DNCV).

La renuncia de Clemente ocurre horas después conocerse las cifras de pobreza, indigencia, desempleo e inflación. Todos los indicadores le dan muy mal a la gestión de Cambiemos. Sin embargo, hay dudas sobre si esas cifras no son maquilladas para que la crisis no sea aún peor.  

Según se afirmó, Clemente alegó "razones personales y familiares", aunque no se conocen las verdaderas razones de su alejamiento. 

Además, se informó que Guillermo Manzano, responsable de la Dirección de Estudios de Ingresos y Gastos de los Hogares, será su reemplazante.