Un nuevo informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), que analiza la evolución de los precios de la carne a lo largo del año 2020 y hasta agosto de 2021, contradice las posturas del campo y señala que en julio y agosto los distintos cortes de carne vacuna mostraron en promedio una caída de 1% y 1,4% respectivamente. Una gran noticia para el bolsillo de los argentinos. 

“Se observa que hubo un descenso de precios en los cortes caros el promedio fue de -1,3%, en los cortes intermedios alcanzó -1,2% y en los económicos fue de -1,0%. Por su parte, el pollo bajo su precio 0,7%. Dado que la canasta involucra una mayor ponderación de cortes intermedios, el promedio de precios resulto de -1,4%”, marcaron.

Según indicaron, para el análisis de la evolución de los precios de la carne se utilizaron los precios promedio mensuales relevados por el Instituto de la Carne Vacuna (IPCVA), de cortes seleccionados de carne vacuna y se ponderó en base a la canasta de consumo de la población desarrollada en el “Estudio de Usos y Actitudes sobre el consumo de Carne Vacuna en Argentina (IPCVA)”.

En el análisis, aseguraron que en los cortes caros, la reducción de precios fue levemente superior a las otras categorías analizadas y marcaron que las principales reducciones se encuentran en vacío (-3,5%), matambre (-2,3%) y cuadrada (-2,2) y el resto de los cortes más parejos al promedio. Sólo se observan leves aumentos en colita de cuadril (0,3%) y nalga (0,1%).