Según un informe de la Universidad de Avellaneda, la economía argentina empieza a registrar movimientos positivos, lo que da cuenta de una modesta recuperación. Por ejemplo, las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler vienen creciendo mensualmente desde junio, sumando en tres meses 13.000 trabajadores registrados y en el mes de agosto a más de 6.400.

En el plano industrial, las empresas de ese tipo sumaron 1.640 trabajadores en agosto, algo más que la construcción 946 y los servicios sociales y de salud 626. 

La UNDAV describió: "Algo para destacar también es que la variación mensual del total del empleo privado registrado muestra que, en agosto de este año, en contexto de pandemia, se perdieron menos puestos de trabajo (- 1.301) que en agosto del 2019 (-13.237), año sin pandemia, pero con fuerte impacto negativo en materia laboral local". De nuevo: para la industria, el macrismo fue peor que la crisis sanitaria más severa que tuvo la humanidad. 

La universidad de Avellaneda siguió con su descripción: "Respecto de los datos de empleo registrado privado, la industria manufacturera en junio cortó una racha de varios meses consecutivos con variaciones negativas mensuales. En el período que va desde enero de 2016 a mayo de 2020 el empleo en industrias manufactureras experimentó 52 meses de caídas y un mes de leve suba (febrero de 2020). Sin embargo, a partir de junio la perspectiva mejora, acumulándose ya un trimestre de mejora (junio, julio y agosto) en la cantidad de puestos registrados en esta rama". 

Cuando se observa la variación interanual de agosto de este año, con el impacto de la pandemia, en comparación con las variaciones de 2018 y 2019, se encuentra que en agosto del 2020 la variación interanual del empleo registrado en la industria manufacturera marcó una caída de 2,1%, mientras que en 2019 la variación interanual fue una retracción de 4,8% y en 2018 hubo una caída interanual de 2,8%.

En números: entre agosto del 2018 y del 2017 se perdieron 33.120 empleos industriales, mientras que entre agosto del 2019 y del 2018 se destruyeron 55.804 y entre agosto de este año y del 2019, la perdida fue de 23.309 empleos manufactureros. Si bien son datos muy duros, esto muestra que, en uno de los principales sectores de la economía, la pandemia impactó menos que la crisis de sobreendeudamiento desatada desde 2018.